Mitja Marató Barcelona

¡eDreams Mitja Marató! ¡La Media Maratón más rápida! ¡Donde se pulverizan records! Este pasado domingo 12 de febrero, por si algún barcelonauta no lo sabía, se celebró la media maratón de la ciudad condal. Una media que se erige como previa a la Zurich Marató de Barcelona y que batió record de participantes: 17.700 nada menos. No así, los records de la categoría masculina y femenina que se disputaban Abel Kirui y Florence Kiplagat, respectivamente. Con todo, un servidor hizo su mejor tiempo en los 21.097 metros: 1h 44′ 58”, a 4′ 52” el mil.

Ciertamente, la eDreams Mitja Marató es rápida, muy rápida. Prácticamente todo el recorrido es en llano o en bajada, con lo que puedes correr a ritmos altos. Sin embargo, hace falta cabeza para bajar de marcha en los pocos repechos de subida y volver a la marcha larga cuando toca. Por otro lado, el circuito es muy bonito, comenzando y terminando frente al Parque de la Ciutadella, dando un rodeo a la ciudad y pasando frente a emblemáticos parajes de la misma. Me gusta Barcelona, me siento barceloní, y correr en casa es como tener un tercer pulmón: ¡vas a tope!

 

mitjabarcelona

 

Podríamos pensar que frente a la marabunta de corredores, la salida iba a ser un caos y un verdadero tapón. Ni por asomo. Fuimos saliendo de manera ordenada, cajón tras cajón y con ganas de comer mucho asfalto. Los primeros dos kilómetros fueron rápidos, el personal iba cogiendo su posición y aclimatándose a su ritmo. Además la bajada de Passeig Picasso y el llano de Passeig Isabel II y Colón facilitaron el trabajo. Ya me había pasado anteriormente en otras carreras que tenían recorrido similar, pero me resulta impresionante ir por el medio de Passeig Colón, corriendo y con el monumento al fondo, vigilante: ¡es una gozada! De ahí, enfilábamos el Paral·lel, donde tocaba bajar una marcha para no quemarnos tan pronto y en subida. Dos kilometritos y nos plantábamos en Plaça Espanya y las Arenes. ¡Buen ritmo! La verdad es que la carrera fluía y yo con ella. A partir de aquí ya íbamos a ir de bajada hasta pasado el kilómetro 9, donde subiríamos un pequeño tramo hasta Carrer del Perú y volveríamos a Gran Via. De ahí a la Diagonal y ya hacia la zona del Fòrum. La parte de Diagonal se me hizo larga, monótona y dura debido al viento que soplaba (bueno, que sopló durante toda la carrera) con mucha fuerza.

 

img_54231

 

Si os he de ser sincero, esperaba más animación y, sobretodo, en un tramo como el de la Diagonal, más gente dándolo todo, aportando su fuerza. Pero, el ambiente estaba bastante frío, en general. Debería de ser el mal tiempo, el viento o cualquier otra cosa. Un gran acierto los grupos que estuvieron descargando sus temas en diferentes partes del trazado mientras nosotros corríamos. En fin. Con ánimos o sin ánimos seguimos con la hazaña. Si desconsolaba el hecho de correr sin el calor de la gente, impresionaba ver el mar a lo lejos, embravecido, de un azul oscuro que  mostraba su fuerza en plenitud. Últimos kilómetros. Había que echar el resto. El km 19 nos acompañaba a las Torres Mapfre y a la calle Marina. Una leve subida. Un último esfuerzo.¡ A todo gas! ¡A tope! ¡Enfilando la recta final! De nuevo en el Passeig Pujades. ¡Ahora sí! Calor. Aplausos. Vítores. Ánimos. Y el gran crono al fondo, marcando el paso del tiempo de forma irremediable, los pasos que quedaban para cruzar un umbral que me acercaba a la superación y al esfuerzo diarios. 1h 44′ 58”. Mi mejor tiempo. Una MMP que me sabe a victoria.