MIZUNO WAVE RIDER 20

img_55721

 

Ya hemos analizado en otra ocasión zapatillas de la marca Mizuno en nuestro blog. Personalmente, soy usuario de la marca nipona porque es el calzado deportivo que mejor se adapta a las características de mi pie y a mi estilo de correr. Pienso que son cómodas, versátiles y atractivas, y con esta nueva versión de la WAVE RIDER se han superado. No podía ser menos, un veinteavo aniversario bien valía revisar la fórmula, por muy bien que hubiera funcionado hasta el momento.

Lo primero que notamos al calzarnos nuestras WAVE RIDER 20 es un cúmulo de sensaciones nuevas. Vuelvo a repetir, como usuario de Mizuno y del modelo WAVE RIDER sé lo que me digo. Lo primero que noté fue la comodidad en la zona del talón (y más yo que soy bastante taloneador): un tacto confortable y esponjoso, sin llegar a ser excesivamente blando. Esta nueva versión es más suave en la pisada y eso se traduce en menor impacto en las articulaciones. Pero vayamos a ver qué ha dado esta nueva WAVE RIDER de sí.

 

img_55751

 

En la SUELA es donde encontramos mayores cambios respecto a versiones anteriores. Rápidamente, observamos que estamos ante una suela más flexible gracias a ligeras modificaciones estructurales: ampliación de la línea de flexión hasta la zona media y traslación del surco de separación a una zona más longitudinal. Esta flexión se ve complementada con la tecnología SmoothRide, que gracias al material utilizado y a su diseño reduce también el mencionado impacto del pie contra el suelo. La WAVE RIDER 20, como todas sus antecesoras es, esencialmente, una zapatilla de asfalto y en dicho terreno es donde más la he usado (rondando los 200 km desde que cayeron en navidades); y, realmente, en tiradas largas es donde se notan los cambios. Y se notan a mejor. Menos impacto, por tanto, menos dolor articular y más reacción en un terreno que ya de por sí da mucho juego.  La tracción también se ha visto mejorada con el cambio del dibujo de la suela: hallamos ahora figuras romboides con rugosidades. Eso nos permitirá tener muy buenas sensaciones en terrenos como pistas forestales e incluso algo más técnicos (teniendo en cuenta que no son zapatillas pensadas para la montaña). Hasta aquí los cambios. Lo que sigue es marca de la casa: el compuesto X10, caucho sólido, duro y resistente pensado para combatir el desgaste y dar mayor durabilidad a la zapatilla.

 

img_55731

 

Más modificaciones hallamos en la MEDIASUELA y en la tecnología Wave que ahora pasa a denominarse CloudWave. Dicha tecnología tendrá dos formas en esta nueva versión, una cóncava que sirve para centrar nuestro pie, guiándolo y dándole estabilidad y otra convexa que está al servicio de la amortiguación, disolviendo el impacto y dando mayor reacción a la zancada. En mi opinión es como si la apertura que encontramos funcionara a modo de “sistema muelle” aportando mayor amortiguación y capacidad de retorno de la energía, y dando mayor impulso. A ello también responde el compuesto U4icX del talón, en este caso en color blanco y en forma de herradura, más ligero y cómodo y más reactivo. En este sentido, esta nueva WAVE RIDER responde a la perfección en carrera, a ritmos vivos incluso mejor que las versiones anteriores. Desde mi punto de vista es más dinámica.

 

img_55701

 

Respecto al UPPER tenemos nuevo tejido que sujeta mejor, es más flexible y, si cabe, mejora la transpirabilidad del pie. Junto a este nuevo Engineered Mesh, hallamos el sistema Mizuno Dynamotion Fit tan solo en el interior de la zapatilla, pero dando más sujeción y forma. El talón sigue constando de una pieza rígida al servicio de la estabilidad y la puntera también posee un refuerzo. En general, se adapta al pie como un guante y la lazada de la zapatilla no es nada molesta y acaba de sujetar. La horma está protagonizada, esencialmente, por su plantilla, Premium Insock, extremadamente cómoda y que nos va a dar junto con todo lo mencionado anteriormente esa sensación de estar corriendo sobre nubes.

 

img_55711

 

Sin lugar a dudas, es esta la mejor versión de la WAVE RIDER. Es una zapatilla rápida, que reacciona con el terreno, impulsándote. Es una zapatilla cómoda. Es una zapatilla ligera (290 gr.). Y, por otro lado, es una zapatilla atractiva. Pienso que la combinación naranja y negro le dan un toque agresivo. Ya lo he dicho más de una vez, Mizuno sabe hacer zapatillas para correr y sabe superarse frente a un mercado emergente que es cada vez más exigente y que ofrece cada vez productos de mayor calidad. Una muy buena opción para corredores neutros que rondan entre los 60 y los 80 kilos.