Les Tortugues – La Garriga

escudo_les tortugues

 

Pienso que el club de Atletismo Les Tortugues de La Garriga pueden estar bien contentos con el resultado final de la carrera que se celebró el pasado 1 de mayo. Cuando corremos, poco pensamos en el trabajo del equipo humano que ha organizado el evento y que ha procurado que no falte de nada desde el minuto 1. Personas que han procurado que tengas lugares habilitados para aparcar, baños, duchas, cronometrage, avituallamientos, bolsa de corredor y ‘botifarrada’ final. Además de un circuito exigente y a su vez muy interesante, con zona de asfalto (35%), pista forestal (45%) y corriol (20%).  La verdad, un diez tanto a la organización como a los voluntarios que estaban indicando y animando.

 

mapa tortugues

 

Tras el panegírico, hablar ya del día. Este lunes festivo amanecía con una temperatura ideal para salir a correr y sobretodo para darlo todo. Tras las lluvias de los últimos días (e incluso del chaparrón inesperado que cayó en Barcelona al comenzar la noche anterior) pensaba que la mañana sería más fría de lo que en realidad fue. Si he de ser sincero, en algún momento de la carrera incluso pasé un poco de calor mientras íbamos subiendo las cuestas . Llegados a La Garriga y al Polideportivo Can Noguera, todo estaba preparado para el evento.

 

tortugues1

 

9:30h ¡A correr!

La idea que me planteaba para esta carrera era la de intentar ir a los ritmos más altos posible, para ello había escogido las superligeras Adidas Adizero XT Boost. Con todo, llevo unas últimas semana intentando ser Faster and Furious, entrenando fuerza y velocidad para ser más rápido y poder cumplir metas y récords personales. Así pues, con esta idea en la cabeza me planté a un 4′ 35” en el primer kilómetro y a ritmos que rozaban por arriba los 5′ en los dos siguientes.

 

altimetria

Hasta el kilómetro 5, llevé muy bien el tema del desnivel positivo, habíamos recorrido una parte de zona de asfalto y pista forestal. Luego la altimetría empezó a pasar factura a las piernas. Reconozco que los kilómetros más duros fueron el 5 y el 6, momentos en que tan solo se subía. Luego, un par de kilómetros de toma y daca y algo de bajada. En este tramo, el terreno también variaba, dejábamos la fácil pista forestal y nos adentrábamos en zona boscosa y en sendero. El cambio realmente a mejor, el paisaje brutal. A partir del kilómetro 9 (kilómetro que marqué a 4′ 08”), bajada prácticamente hasta la meta, con algún tramo de desnivel y alguna pequeña subida que ponía a prueba tu resistencia. ¡Dientes, dientes, dientes! Con dientes apretados iba realizando y comiendo los últimos kilómetros que me llevarían a la meta y a realizar una muy buena carrera que me indica que estoy entrenando bien.

 

tortugues3

Fotografía de ríosrunning

 

Crucé la meta con un tiempo de 1h 13′ 48”, marcando un ritmo de 5′ 17”. Como valoración, estoy contento por el resultado de la carrera y por mi esfuerzo. Sé que falta mucho, porque siempre falta, hay siempre un gran margen para mejorar, pero vamos por buen camino. No quiero decirlo con la boca muy grande, pero llevo unas semanas pensando en hacer un maratón de montaña. Puede ser mi nuevo reto una vez hecha la Zurich Marató de Barcelona, aunque debo valorarlo seriamente, no quiero caer en la arrogancia. 42.195km de montaña son palabras mayores. Como dicen los italianos, piano piano, o lo que es lo mismo diesel style, lentos, fiables y sin consumir demasiado. 🙂