Kalenji Kiprun SD


Hace unos meses presentaba por estos lares las nuevas Kalenji Kiprun SD, a la espera de entrar en un análisis pormenorizado y opinar sobre ellas tras darles un buen uso y  probarlas en todas las situaciones posibles.

Si les damos un primer vistazo, las Kiprun SD son bien atractivas: una combinación de azul eléctrico, que es el color dominante, y amarillo fluorescente; el logotipo de la marca se presenta en negro, al igual que la zona del talón, donde también encontramos el nombre de la marca en amarillo. Esta zona trasera es reflectante, cosa que nos hará más visibles en nuestras salidas nocturnas.

img_6538-1
Personalmente, cuando busco una zapatilla me intereso en tres aspectos. El primero es la amortiguación que me ofrece la zapatilla, el segundo su peso y el tercero su aspecto. En cuanto a estas Kiprun SD, podemos decir que su aspecto es muy atractivo, su peso es de unos 299 gramos y la amortiguación cumple con su cometido. Estas nuevas zapatillas de Kalenji se presentan como una opción para la corta-media distancia y como una opción que pretende substituir las zapatillas de gama baja que presentan las grandes marcas en cuanto a calidad/precio.

La impresión visual es buena y sopesándolas en la mano parecen ligeras. En cuanto nos las calzamos notamos que no se agarran tanto al pie como otras zapatillas. Aún así, los cordones (planos y no elásticos) cumplen bien su función y podemos sujetarlas bien al pie. El upper de la zapatilla no tiene demasiadas costuras a simple vista y está hecho en un tejido bastante poroso. Son, en este sentido, un calzado fresco y muy transpirable. En cuanto a la impermeabilidad, no son las mejores zapatillas para correr en lluvia, puesto que la porosidad del tejido provoca que a la larga la zapatilla quede bastante mojada. La lengüeta no es muy práctica. Pienso que es uno de los aspectos a mejorar en próximas ediciones, ya que no está acolchada y aunque no resulta molesta, no es una lengüeta cómoda al 100×100. Un buen punto a favor son los nervios que recorren la parte delantera del upper que tienen como función ajustar más la zapatilla por esa zona. En la puntera hallamos un pequeña protección que se encuentra pegada por termosellado.


Si nos centramos en la media suela ahora, ésta está formada por el compuesto EVA, que absorbe bastante bien los impactos. Como cosa remarcable, tenemos la tecnología Up’Bar, una pieza de plástico que encontramos en la zona central/interior de la media suela y que, en teoría, nos ayuda en la transición. En principio, desde mi punto de vista son unas zapatillas bastante reactivas y que nos permiten ir a ritmos bastante vivos. Junto al EVA, encontramos el K-Ring en el talón, que está diseñado para facilitar la amortiguación y repartir la energía del impacto, sobre todo, para aquellos que taloneamos. En general, la amortiguación en suficiente, aunque sí pienso que debemos vigilar la distancia. En mi experiencia particular no mucho más de 10 kilómetros, puesto que a partir de ese momento noto que me falta zapatilla para seguir.


La suela está compuesta de caucho y etileno de acetato de vinilo, cosa que mejoran la amortiguación y la duración de la misma. Nuestras Kalenji Kiprun SD son ideales para cualquier tipo de pisada, no distingue entre pronador, supinador o neutro. El K-only que encontramos en la mitad lateral interior nos sirve para estabilizar la pisada. Por otro lado, el dropp de estas zapatillas es justito, en mi opinión, tan solo 10 mm que no nos alejan demasiado de notar el suelo.


Como resumen, pienso que estas Kiprun SD son unas buenas zapatillas, ahora bien, debemos ser cautos con su uso. Son estupendas para hacer series, puesto que son rápidas y reactivas. Muy válidas para una distancia media de unos 10 kilómetros, pero justas si queremos ir más allá, porque la amortiguación es demasiado escasa: notamos, en mi caso 70 kg, demasiado el suelo y el impacto pisada a pisada.